CARRERAS DEL ÁREA DE LA SALUD LIDERAN PREFERENCIAS DE ESTUDIANTES DE ENSEÑANZA MEDIA

En nuestra Universidad no es raro que un estudiante de primer año de Ingeniería aplique sus conocimientos en el desarrollo de productos.

De hecho, es una constante para los jóvenes quienes cuentan con más de 40 laboratorios totalmente equipados y talleres de última tecnología habilitados para el aprendizaje. Por eso la Facultad de Ingeniería de esta Casa de Estudios se encuentra entre las más reconocidas de su área, tanto en la región como en el país, en términos de calidad docente e investigación.

Nueve son las carreras que se imparten bajo el alero de esta unidad académica; siete de ellas con el grado de Ingeniería Civil -Industrial, Computación, Mecánica, Mecatrónica, Obras Civiles, de Minas y Eléctrica- se dictan en el Campus Curicó, mientras en el plantel situado en la capital regional se ofrecen otras dos; Ingeniería Civil en Bioinformática e Ingeniería en Desarrollo de Videojuegos y Realidad Virtual, única en Chile.

En todas, la enseñanza está orientada al hacer y para ello, los estudiantes cuentan con docentes-investigadores con grados magister y doctor que aplican metodologías innovadoras. Además, tienen a su disposición una infraestructura moderna que, en el caso de Curicó suma 13 edificaciones con los más altos estándares, y la posibilidad de realizar intercambios académicos a más de 30 países.

“Queremos preparar a ingenieros para la futura industria que presenta muchos desafíos y por ello contamos con espacios que permiten la co-creación, colaboración entre alumnos y con los profesores, que consolida los conocimientos adquiridos por los estudiantes en aula, en base a proyectos prácticos que son complementados con tecnologías de última generación”, explicó el decano Claudio Tenreiro.

FORMACIÓN INTEGRAL

En la Universidad de Talca los contenidos enseñados en el aula se complementan con actividades prácticas propias de cada especialidad. Así, desde los inicios de su formación los estudiantes deben crear prototipos, realizar proyectos de optimización para empresas, apoyar en marketing a pequeñas organizaciones, desarrollar aplicaciones para dispositivos electrónicos, tomar muestras en terreno de materiales pétreos o analizar la resistencia de los suelos, entre otras actividades prácticas y colaborativas que están directamente vinculadas a su ámbito laboral.

Lo anterior se conjuga con el desarrollo de iniciativas dirigidas a potenciar las habilidades blandas de los futuros ingenieros, muy valoradas en la actualidad, como el trabajo en equipo, liderazgo y gestión, por mencionar algunas.

De esta forma, la Facultad ofrece a sus alumnos una formación integral de auspiciosas expectativas, tanto en términos de su desarrollo profesional como del aporte que desde sus respectivas áreas podrán hacer al país.

“Tenemos un futuro muy prometedor con interesantes metas y objetivos. Confío en que se pueden obtener avances importantes para el país en esta Escuela, que ayuden más que en el ámbito de entretención, en disciplinas que no siempre están ligadas a los juegos, como son la ciencia o la educación”, señaló Fernanda Matera, estudiante de la carrera más nueva de la Facultad, Ingeniería en Desarrollo de Videojuegos y Realidad Virtual, única de su tipo en Chile y cuyo potencial muchos aún no logran dimensionar.

El rector Álvaro Rojas destacó que, pese a su corta existencia, la Facultad de Ingeniería de la UTALCA ha logrado instalar en el país un sello distintivo. “A más de dos décadas de su creación ha sido capaz de desarrollar importantes proyectos académicos y atraer a profesores de primer nivel nacional. Estamos muy satisfechos de lo que se está logrando”, afirmó.

Mostrar Mapa